Actividad

actividad

El desarrollo deportivo y humano de un deportista proporciona el equilibrio necesario para lograr los éxitos en ambas facetas. Nuestra opinión es que el trabajo en esas dos direcciones es primordial para conseguir los objetivos que se propongan.

Como  transmitimos en la misión de la empresa, las prisas son malas consejeras, así como crear espectativas irreales en el momento de ser transmitidas. En cada etapa del desarrollo es necesario acertar con la mejor opción, sin precipitarse en la toma de decisiones, sin buscar fórmulas mágicas que puedan acabar con las ilusiones de los deportistas y sin priorizar los objetivos económicos. Como deciamos antes, esto debe considerarse una consecuencia del trabajo bien hecho. Escuchar, escuchar  y luego escuchar. Si no conocemos todos los parámetros que condicionan la vida que está detrás del deportista, difícilmente podremos ayudarle a dirigir su carrera adecuadamente.

El cuidado del aspecto psicológico, seguimiento del jugador, de sus inquietudes, de sus sensaciones, fortalecer su autoestima, facilitarle su control emocional, ayudará a crear un ambiente  de seguridad y estabilidad  que facilitará su rendimiento a todos los niveles. También en el hogar, esta función es determinante y por ello también es nuestra preocupación y parte de nuestra actividad, mantener una relación abierta con su entorno más cercano en el ánimo de establecer este clima de naturalidad y sensatez alrededor del deportista. Los aspectos técnicos, con seguimiento de personal especializado y la aportación desde el apartado físico y nutricional de las conductas más correctas que  ayuden a su crecimiento.

Una forma de asesoría deportiva integral, con nuestro propio preparador físico y especializado en nutrición, que ayudará  en los momentos que se necesiten a complementar la labor del club y el seguimiento de la actividad en los momentos necesarios:  pretemporadas , lesiones, prevención y fortalecimiento … Un seguimiento de su situación personal, estudios, trabajo, … en los que podamos ayudar a evolucionar en su formación y en permanente contacto con sus padres o tutores. Una investigación de sus destinos más convenientes, de los futuros preparadores, del entorno directivo, de la situación económica, de todos los parámetros que puedan condicionar el éxito de la propuesta.

Una asesoría fiscal y jurídica que vele por su seguridad a todos los niveles.

En definitiva, un cuidado exquisito de todos los parámetros que condicionan el futuro del jugador, con un permanente contacto para consensuar todo tipo de decisiones y de sensaciones que se produzcan por ambas partes.